La Torre Lascutana (de Lascuta)

January 5, 2018

 

Es seguro que el bastión defensivo ibérico que se alzaba en el altozano de Castellar, fue uno de los primeros objetivos militares de los romanos cuando las legiones marcharon desde Carteia hacia el interior, en dirección a Oba (Jimena) y Córdoba. Sin embargo, la fortificación ibérico-púnica de Castellar bien pudo ser la famosa Turris Lascutana. Esta torre, que servía de prisión a un destacamento de guerreros ibéricos, esclavos de los habitantes de la ciudad de Hasta, fue tomada por el ejército del pretor Emilio Paulo en el transcurso de las guerras contra los lusitanos. Los romanos pusieron en libertad a los que se hallaban en su interior, concediéndoseles la manumisión de las autoridades de Hasta y autorizándoles a poseer como propias las tierras que venían trabajando.

 

Todo esto acontecia en el año 190 a. de C. y ha llegado hasta nosotros gracias al decreto que Emilio Paulo promulgó en aquella fecha y que se encontró grabado en una placa de bronce -la más antigua de España con inscripción latina- en las cercanías de Jimena de la Frontera. El decreto dice: «El general Lucio Emilio, hijo de Lucio, decretó que de los siervos de Hasta aquellos que habitasen en la Torre Lascutana, sean libres. Y mandó que también pudieran poseer y el campo y la casa que en aquel tiempo poseyesen, mientras el Senado y el Pueblo Romano lo quisieren. Hecho en los campamentos, el doce de las kalendas de Febrero, (19 de Marzo) del año 565 de la fundación de Roma»

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

​Andalucía Activites © 2020 Web creada por Marnie

 

Aviso Legal

  • Facebook - Castillo de Castellar
  • Instagram - Castillo de Castellar